Las fosas sépticas deben limpiarse cuando el nivel de sus contenidos este aproximadamente a la mitad, esto evitará que merme la capacidad de drenaje del depósito.


Debe extraerse aproximadamente sólo el 80% de los residuos para conseguir una correcta activación de la depuración al cerrar nuevamente la fosa.


Es importante señalar que lo más recomendable es llamar a los expertos de Limpieza y Desazolves de Morelos para realizar la tarea, ya que existen gases tóxicos e inflamables acumulados en la fosa séptica que pueden causar la muerte si no se manejan adecuadamente.


Si decide hacerlo por su cuenta tome en cuenta las siguientes recomendaciones:


1.- Destape poco a poco las entradas de la fosa y evite respirar los gases.


2.- Evite tener fuegos, o fuentes de calor cercanas para evitar explosiones.


3.- Coloque la manguera de la bomba al nivel del agua y comience el proceso de limpieza, sumergiendo despacio la manguera para que extraiga todos los residuos, sin llegar al fondo.


4.- Llene con agua limpia hasta el nivel donde estaban los residuos para limpiar la fosa.


5. Agrega la sustancia activadora recomendada por el fabricante de la fosa y cierre las entradas de la misma.

 

Es un proceso laborioso y con cierto riesgo, es por ello que le recomendamos nuevamente llamar al personal especializado de Limpieza y Desazolves de Morelos. ¡Contáctenos!